Mi reflexión final

Os pido disculpas por la extensión.

A lo largo del curso la Física aparece como la guardiana del conocimiento, despreciando aquellas ideas que violan los conceptos fundamentales (dogmas) de la Ley

Pero, observando en comportamiento de los físicos (comunidad), muchas de sus reacciones parecen responder a otra clase de interés o principio. Por ejemplo, una idea interesante y asombrosa (generalmente frente a sus rostros) es atacada antes de ser investigada, porque las consecuencias sobre intereses económicos ya establecidos (durante años, décadas o siglos) son más funestas (¿?) (aparentemente) que su desarrollo (que se intuye cierto). O reconocer el desconocimiento absoluto que implica apoyar dichas tesis y, por tanto, la perdida de credibilidad o autoridad de la curia tradicional.

Nos encontramos ahora, como niños, en la orilla de los mundos infinitos (Andrew Tomas) o del océano cósmico, jugando con las conchas que encontramos en la arena. Quien no se sorprenda, ha renunciado al verdadero tesoro que se manifiesta frente a nosotros cada día.

Muchos de los procesos que buscamos poder realizar a traves de tecnologias de energia de vacio, si no todos, ya se realizan en la naturaleza a todos los niveles. No sería mala idea buscar estos aliados que nos ayudarán a implementar dichas técnicas, como ya hacemos en muchos campos de investigación como la microbiología industrial.

A medida que ascendemos en la escala, las ciencias como la biología, etología, psicología, sociología, ecología etc. van a darse cuenta del lastre, en cuanto a conceptos erróneos, que han acumulado en el estudio de sus parcelas de conocimiento. Tal como está pasando hoy en la Física en general. Cuanto va a costar reorganizar la estructura paradigmática del conocimiento.

Por mi propia experiencia, no se si es bueno nadar en la superabundancia… el resultado será el fin de la lucha. O en otras palabras el fin del gradiente que no ha impulsado a buscar mejoras en nosotros y a nuestro alrededor. Si, mejoras cuyo límite está en la idea expuesta al final del curso. Espero que, si alcanzamos ese nivel de satisfacción, surja un nuevo límite o motivo para que no caigamos en la complacencia cómoda… que puede ser una muy buena causa por la que hemos pasado unos milenios en el “Seol”.

“No hay trabajo ni formación de proyectos ni conocimiento ni sabiduría en el Seol, el lugar adonde vas”.

-Eclesiastés 9:10-

¿Estaremos preparados algún día para usar estas tecnologías que hacen uso del propio vacío? Solo tenemos que ver las trastadas de que somos capaces manejando incorrectamente la energía prácticamente arcaica de los fósiles, y la nuclear.

¿Qué trastadas no cometeremos cuando empecemos a meter mano en la energía del vacío?

Se me ocurren algunas, pero superan mis capacidades.

De nuevo recurre a mí la actitud de “guardián del conocimiento” por parte de la comunidad científica … creo que es este sentido el que puede dar origen a conductas responsables que eviten, ya no el Seol … si no la destrucción a niveles inimaginables hoy.

Que el vacío y la prudencia os acompañe

3 Me gusta

Hola Pepe, tu inquietud es compartida por muchas personas, en base a la experiencia previa. Aun cuando ella nos condiciona a ir en esa dirección depredadora, hay que tener en cuenta que buena parte de esa devastación proviene de las implicaciones filosóficas y espirituales que tiene la perspectiva desconectada, donde prevalece la escasez y ello promueve la competencia. Una de las consecuencias más importantes del cambio en la visión del mundo que aporta la perspectiva conectada, es que esos temores pasan a ser infundados, porque queda la certeza de la vida y el orden, por encima del azar, la muerte y el caos. Y cuando hay confianza plena en la existencia, la vida fluye.

Por otra parte, esa fuente de energía ilimitada podría ser inteligencia pura, y posiblemente llegar a ella solo se puede a partir de la resonancia, esto es, lo semejante atrae lo semejante. Entonces, digamos que la puerta que nos da acceso a ese nivel, no se abre, ni siquiera sabemos de su existencia, hasta que tenemos el nivel de consciencia para poder imaginarla y que ella se revele por resonancia. Hay un concepto que se presta a confusión cuando decimos que todo esta conectado; es cierto que todo lo está, pero no al mismo nivel, la conexión se da por canales o niveles de resonancia… el pegamento que une o conecta, es la resonancia.

Y como todo es un circuito que se retroalimenta, en realidad ambas cosas ocurrirían. Nuestra evolución espiritual nos va abriendo el camino a entender la naturaleza de la realidad de una forma más holística y a la vez, las personalizada y empoderada, y esa forma de entender la vida hace que tengamos acceso a tecnologías que estén a la par con nuevos estados de consciencia.

Esto aplica a lo que preguntabas en otra parte, sobre la existencia de civilizaciones extraterrestres mas desarrolladas, para las cuales somos muy primitivos todavía. Podría ocurrir que no nos vean porque no podemos resonar con ellas. Es posible que mientras te escribo estas líneas, estas otras formas de vida estén coexistiendo en este mismo espacio, pero les seamos transparentes. Y ellas nos son transparentes por la misma razón.

¡La sola idea es fascinante!

1 me gusta

Inés,

Te agradezco el tiempo que te has tomado para esta explicación. Me ha encantado. Sobre todo, porque hablas desde muchas perspectivas… bien enlazadas. Y haces hincapié en los niveles de conciencia, muy estancados o paralizados por esos miedos. Yo añadiría otros estados psicológicos que impiden trascender esos niveles.

En general me parecen fascinantes todas las fronteras que se van a expandir con la concepción del universo conectado (tal como intentas dejar claro aquí), a todos los niveles y “parcelas” del conocimiento.

Pero empiezo a entrever ahora, y a entender que, primero, debemos mirar hacia nosotros mismos para empezar a librarnos del lastre acumulado.

Muchas gracias Inés, un abrazo
Pepe

1 me gusta

Gracias a Pepe por sus inquietudes y por haber inspirado la respuesta de Inés. Y, claro, gracias a Inés por la elegante, sencilla y hermosa composición.

2 Me gusta